Los Licantropos Estan de Moda

Los Licantropos


Representación alemana de un Hombre lobo.El hombre lobo, también conocido como licántropo, es una criatura legendaria presente en muchas culturas independientes a lo largo del mundo. Se ha dicho que este es el más universal de todos los mitos (probablemente junto con el del vampiro), y aún hoy, mucha gente cree en la existencia de los hombres lobo o de otras clases de «hombres bestia». Realmente no hay que confundir los términos: licántropo es aquel hombre que, debido a algún trastorno psicológico, cree haber asumido el aspecto, voz y comportamiento de un lobo, a pesar de que realmente no haya sufrido ninguna transformación física; lo cual lo lleva a actuar de acuerdo a ello, entiéndase matando y cometiendo actos de canibalismo. Por su parte, el hombre lobo es tradicionalmente un hombre que, por efectos de magia o por propensión natural, posee la habilidad de transformar su aspecto en el de un lobo. Todas las características típicas de aquel animal - como son la ferocidad, la fuerza, la astucia y la rapidez- son en ellos claramente manifiestas, para desgracia de todos aquellos que se cruzan en su camino. Puede permanecer con su aspecto animal únicamente por espacio de unas cuantas horas, o bien permanentemente.



En el folclore y la mitología, un hombre lobo es una persona que se transforma en lobo, ya sea a propósito o involuntariamente, a causa de una maldición o de otro agente exterior. El cronista medieval Gervase de Tilbury asoció la transformación con la aparición de la luna llena, pero este concepto fue raramente asociado con el hombre lobo hasta que la idea fue tomada por los escritores de ficción moderna. La mayoría de las referencias modernas están de acuerdo en que un hombre lobo puede ser asesinado si se le dispara una bala de plata, aunque esto es producto de la narrativa moderna y no aparece en las leyendas tradicionales. Como dato adicional, en versiones modernas, se agregó la idea que ha existido una fuerte rivalidad entre vampiros y hombres lobo, debido a que pertenecen a una misma raza de criaturas. [cita requerida] Los licántropos, al haber renunciado a los poderes vampíricos para obtener una forma física superior, se ganaron el rencor de sus parientes.



Nadie sabe con exactitud cuándo se originaron las leyendas sobre hombres lobo. Puede que se trate de una superstición tan antigua como la humanidad misma, originada como explicación de diversas patologías. Así parecen indicarlo algunos casos datados, como, en España, el de Manuel Blanco Romasanta, en cuya vida se basan las películas El bosque del lobo, y Romasanta. La caza de la bestia (2004).






Características de los Licantropos


En algunos países y culturas otros animales desempeñan el papel del hombre lobo. Así, en África aún se cree en hombres hiena u hombres leopardo; en India se pensaba que los tigres enemigos de los hombres eran capaces de convertirse en humanos para atraer a estos y en la Amazonía Colombiana,ecuatoriana, peruana y brasileña se cree que el delfín rosado o bufeo se transforma por la noche en un apuesto varón, para seducir y luego robar a las mujeres, aunque con la intención de reproducirse. Abundan hasta hoy en Latinoamérica las leyendas de los «hombres-tigres», asociados con yaguaretés, jaguares, otorongos o pumas ya que éstas son las fieras más temidas en ese continente. Los dos mitos más importantes son: el runa uturuncu, «indio-tigre» u «hombre-puma» en el quichua del noroeste argentino; b) el Yaguareté-Abá o «tigre-capiango» de las leyendas guaraníticas del noreste argentino y Paraguay. Estas leyendas aparecen también en la obra póstuma del poeta Leopoldo Lugones.


 El mito de los hombres lobo parece originario de Europa, y estaba muy vinculado con otras supersticiones y la magia negra. El mito es esencialmente masculino y, entre las causas de que un ser humano se convirtiera en hombre lobo, las más frecuentes eran las siguientes:
  • Ingerir ciertas plantas vinculadas tradicionalmente con los lobos y la magia negra. 
  • Beber en el mismo lugar donde lo hubiera hecho un lobo. 
  • Cubrirse con la piel de un lobo.
  • Dormir desnudo a la luz de la luna llena.
  • Usar una prenda hecha de piel de lobo.
  • Adquirir la capacidad de transformarse en lobo mediante magia y sortilegios.  
  • Ser el séptimo hijo varón de una familia y no ser bautizado (ver Lobizón). 
  • Ser mordido por otro Hombre Lobo. Esta última forma era la más común.  
  • Tener relaciones sexuales con un hombre lobo.
  • Nacer después de mellizos o gemelos siendo hijo varón.
 En todos los casos la explicación tradicional del mito parece solapar la violación de alguna norma natural o social. Puede, como el más moderno y literario mito de El hombre y la bestia, resumir las tendencias conscientes y sociales del hombre y sus tendencias pulsionales inconscientes, incluso más que pulsionales: instintivas previas a la socialización del sujeto.

 Según la tradición, la mayoría de los hombres lobo no se transforman en tales voluntariamente (sólo los magos y los hombres lobos auténticos, es decir, no malditos, pueden hacerlo); son víctimas de una maldición, y sufren enormemente a la hora de su metamorfosis. Lo que es peor, al transformarse pierden completamente la conciencia humana y se vuelven peligrosos, incluso para sus seres queridos. La única manera de librar a un hombre lobo de su maldición es dándole muerte, lo cual no es nada fácil; debe hacerse con un instrumento de plata, ya sea un bastón, un cuchillo o una bala.

 Un hombre lobo es un hombre completamente normal la mayor parte del tiempo, y se comporta de manera natural, aunque un poco velludo, y con los sentidos más desarrollados (especialmente el olfato), además de estar en buen estado de salud y forma física.

 No es sino durante la noche de Luna Llena cuando se transforma, pues la luz de este astro es la que controla sus transformaciones. Aunque varía según las versiones, el aspecto de un Hombre Lobo transformado puede ir desde un Lobo auténtico aunque más grande de lo normal, hasta un humanoide peludo y con colmillos que va en busca de carne humana

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

El simbolo de la Muerte

Capitulo 2


La noche anterior me desperté, pero no de un sueño de suicidio, sino de un sueño en el que aparecía un hombre. Nunca lo había visto. Parecía de unos cuarenta y tanto de años. Al principio pensé que era otra de las personas que se iba a suicidar pero cuando empezó a hablarme me di cuenta que no era así.


- Hola Lindsey. ¿Cómo estas?- Me dijo. Tenía una sonrisa en el rostro que no parecía de alguien que se fuera a suicidar, ni tampoco tenia la mirada de las otras tantas personas que se habían suicidado. Además, me habló. Nunca nadie podía hablarme ni verme, y tampoco escucharme. Pero el si. Me hablaba, me escuchaba y me veía. Solo supe en ese momento que tenía que despertar. Tenia que salir de ese sueño de inmediato.


- ¿Quien eres?- Pregunte. Mi voz sonaba temblorosa.


- Soy el Espíritu Supremo de la Vida, Lindsey. El espíritu que da vida. Y tú eres uno de nosotros. Tienes el poder de ver visiones, y de usar la coacción sobre los demás. Así que ¿Por qué no has empezado a usar tus poderes para ayudar a los demás, Lindsey? Por eso estas aquí. Para ayudar a las personas que caen en el poder del Símbolo de la Muerte, para que no caigan en la tentación. Tú has sido enviada para esto.


- ¿De que esta hablando? Esto solo un sueño. Mi sueño. – dije nerviosa.


- No, pequeña este sueño lo creé yo, y tu eres parte de el. Tenia que explicarte todo esto. Has llegado a la edad de dieciséis años y ya es hora de que empieces a cumplir con tu deber.


- Pero, no entiendo.


- Te explicare, Lindsey Marie Rostford. Tú, eres parte de una gran cadena de espíritus de vida, y tu deber es usar tus dones para ayudar a las personas que caen en el poder del Símbolo de la Muerte. – Y a mí que no me gusta que me llamen por mi nombre completo, y este señor aquí lo hizo. ¿Las personas no entienden?


- Es un símbolo que ya has visto. El arrastra a las personas a intentar suicidarse y tú puedes usar las visiones, que son los sueños que dices tener, para ver lo que ocurrirá e intentar detenerlos. Y para convencer a las personas de que no se suiciden, puedes usar la coacción. La coacción Lindsey te permite ejercer autoridad sobre los demás sin que ellos se nieguen a obedecer. – Levanto una mano. – Pero solo la puedes usar en humanos.- Me miro. No me había mirado desde que empezó su discurso. – Se lo que estabas pensando, y usar la coacción en otros espíritus no esta permitido y tampoco se puede hacer. Así que no intentes usarla en mi, querida.


- ¿Como voy a ayudar a cada persona del mundo, si cae en el poder del símbolo? – Pregunte. Pero, ¿como pudo leer mi mente? Yo nunca tengo ventajas Dios.


- Cada estado del mundo tiene un espíritu y a ti te pertenece Oxford. No eres una humana del todo, Lindsey.


- ¿O sea que mis padres no son mis verdaderos padres?


- No. No es eso, sino que tú fuiste concebida por tus padres pero con dones, no normales de una humana. Yo por mi parte puedo dar vida y volver a dar vida a quien ya ha muerto, pero este poder solo lo tienen algunos espíritus. Y es limitado. Solo puedes dar una vida por cada veinte personas que hayas salvado, y además te debilita.


- ¿Y como uso la coacción?- Pregunte. Tenia que preguntar. Era mi derecho.


- Solo tienes que enfocarte en lo que quieres que suceda. En tu cabeza solo puede estar un objetivo en el momento de ejercerla. – Se hizo un completo silencio.


- ¿Ya puedo despertar?- Empecé a alejarme.


- Si… – levanto una mano, indicándome que regresara hacia el. –…Si tú caes en el poder del Símbolo de la Muerte, morirás.


Asentí.


Después me sentí volviendo al mundo real. Todo esto había sido tan claro y repentino que todavía me asusto.


Como todavía me sentía confundida, bajé a la cocina. Beber un vaso de leche fría me haría bien. Estaba cansada de tanta confusión, que ya ni siquiera podía pensar. Además de que me sentía confundida por eso de los poderes, estaba el caso de Jack. Cada día que pasa me siento mas atraída por el. Es tan atractivo y sexy, que a veces me pregunto porque no me había dado cuenta antes, y entonces recuerdo, estaba tan empeñada en conseguir la atención de Ethan Morris estos últimos años, que no me había dado cuenta (atención que se llevo Yanisha McCarney). También es el chico más dulce que he conocido, y el único que me entiende. Sabe lo que siento y el que siempre esta ahí conmigo.


Creo que estoy enamorada. NO. ¿Cómo me pongo a pensar en estas cosas? Jack es mi mejor amigo desde siempre y no puedo estar sintiendo tales sentimientos por el, claro que no. Talvez yo no le gusto, o tiene una novia. Aunque Jack me diría si tuviera una novia. Que no es que me molesta, sino que me incumbe. Pero tengo que quitar estos pensamientos de mi cabezota, que ya tiene bastantes problemas por ahora y olvidar todo mientras no sea necesario. Y tomarme mi vaso de leche fria. Si, solo eso.


A la mañana siguiente todo sucedió color de rosa. Hable con Jack, del sueño y el asimilo. Aunque no hable de la coacción, pero le dije la mayoría de las cosas. Me senti un poco incomoda cuando hable con el. Con eso de que me gusta, no se como reaccionar frente a el. 

En casa tuve una visión. Era una mujer, parecía que se intentaba tirar de un puente. ¿Pero, que puente? Si, el Magdalen Bridge. Es el único puente que hay en Oxford y además es el que mas cerca nos queda de High Street. Perfecto. Solo tendría que buscar a alguien que me llevara. Si tan solo hubiera podido pasar esa prueba de conducir, no estaría de este modo y mi lindo coche, no estaría guardado en el garaje. Entonces se me ocurrió algo. Jack podría llevarme. El tiene un coche y sabe conducir, entonces si lo llamo y le digo que me lleve, talvez aceptaría. Corrí a buscar mi teléfono celular que se encontraba en mi cama y llame a Jack.


- Jack. ¿Eres tu?- Que pregunta era esa.


- Si Lind. ¿Que sucede?


- Podrías llevarme al… - tartamudee. – al… al puente Magdalen Bridge.


- Para que quieres ir al puente. No me digas que estas pensando suicidarte ¿verdad? Porque si es así, ni lo pienses.


- No es eso. ¿Entonces, si?- Pregunte, con voz de suplica. Si decía que no, estaría muerta. O también podría usar la coacción. No. Puede ser una opción.


- ¿Cuándo?-pregunto.


- Ahora. ¿Puedes? Es un asunto de vida o muerte Jack y si no me ayudas… - cerré los ojos. Me dolía pensar que esa mujer pudiera morir como la señora Clarson. – morirá.


- Espérame. Estoy allí en cinco minutos.


- Gracias, eres el mejor. – colgué el teléfono.



Empecé a vestirme. No podría salir en pijama de dormir. No era que estuviera durmiendo, antes de la visión. Pero cuando estoy haciendo la tarea me gusta ponerme un pijama. Me puse unos shorts crema y una blusa blanca con mangas. Y baje al jardín delantero a esperar a Jack. Jack solo vive como a cinco calles de mi casa.


Cuando llego, de inmediato me subí al coche y nos fuimos. Fuimos todo el camino en silencio. Ninguno dijo nada hasta que casi estábamos cerca del puente.



- Perdona por molestarte Jack, pero tenia que hacerlo, y si no hubiera descalificado la prueba de conducir sabes que no estaría molestándote ahora.


- ¿Qué tan mal te fue en la prueba?- me pregunto.


- Solo lo usual para una mala conductora. Me pase el alto. Casi choco con un carro, pero solo porque el venia en dirección contraria a la mía. Y… - sonreí.- choque contra un póster de luz. – puse cara de inocencia. Era lo menos que podía hacer. Ese carro venia en vía contrario. O ¿yo era la que venia en vía contraria? Sea como sea yo no fui la culpable.


- En realidad eres una pésima conductora Lind.- reimos.


- No te preocupes, siempre que quieras salir me avisas. ¿Si? – Me dijo.


- Eres el mejor, ¿te lo había dicho? – Sonreí.


- Si. Me lo habías dicho.


- Gracias de nuevo.


- ¿Por que? - Me pregunto. Porque tenía que preguntar eso. El sabe muy bien que es por haberme llevado y talvez por algo más… - No tienes que agradecerme. Sabes que haría cualquier cosa por ti. Y por Julie y tu familia. – La última frase la dijo nervioso.


- Gracias por ser un gran amigo. El mejor. Y por siempre estar cuando te necesito. – dije. Tenia que decirlo.


- Se como me podrías agradecer. – Me dijo.


- ¿Como?


- Déjame invitarte al baile. Claro, si no tienes una persona que vaya contigo. Porque yo podría ir con otra chica si ya tienes a un acompañante. Por mi no hay problema. Y si… - Me estaba invitando al baile. Mi sueño hecho realidad. Era el baile de fin de año. Y yo tenia que aceptar porque… Porque… porque tenia que aceptar y ya.


- Perfecto. – Lo interrumpí. – Entonces eres mi pareja. De baile claro.


- Llegamos. No veo a nadie aquí. – Nos bajamos del coche.
 - Talvez no habría llegado aun. Siempre sucede tiempo después de que lo vea en mis visiones. O talvez …


- Esté muerta. – continuo por mi.


- No. No puede estar muerta.-corrí a lo largo del puente. Mire por debajo del puente y no vi nada. Vi a alguien que se acercaba. Era ella la misma mujer que había visto en la visión. Cuando levanto la vista, vi sus ojos. Tenían un color rojizo. No era normal. Me acerque a ella intentando hablar con ella.


- Señorita no intente hacer nada desagradable, por favor. Tiene que pensar en su familia. – Intente acercarme para hablar con ella y con un brazo me zumbó hasta donde estaba el coche. Me dolió el golpe. Pero tenia que levantarme. Si hablar calmada no funcionaba, tenia que usar la coacción. Jack corrió hasta mí para ayudarme.


- ¿Estas bien Lind? ¿No tienes un hueso fracturado o algo por el estilo?- Me pregunto Jack.


- No estoy bien. Tengo que detenerla.


- Pero si vuelves a hablar con ella te hará lo mismo.


- No hablare, solo usare la coacción. – vi como su rostro mostraba confusión. – Después te explico. Mantente lejos, por favor.


- De acuerdo.


Me dirigí hacia la mujer, estaba ya en el intento de tirarse, hasta que use la coacción. En ese momento solo pensé en que quería que ella se alejara del puente y funciono. Ella callo al suelo. Estaba desmayada. Y yo estaba débil. Caí al suelo, también. Jack corrió hacia mi.


- Lindsey, ¿que sucede? ¿ te sientes bien?. Te llevare al auto y a la señorita también. Me cojió entre sus brazos y me puso en el asiento del copiloto. Luego volvió en busca de la mujer y la acostó en los asientos de atrás. Me dormí de inmediato.


Al despertar estaba en mi habitación. No sabia como había parado allí, pero no me podía poner a pensar en eso. Tenia otro cosa mas importante en que pensar. ¿Qué era?, ¿Qué era, Dios? Recordé a la mujer. Tenia que saber donde estaba y como estaba. Cojí el teléfono celular y llame a Jack. El sabría donde estaba ella y además tenia que agradecerle, por ser tan bueno conmigo y por ayudarme. Cuando cojio el teléfono, dude un poco en hablar. Hasta estaba pensando en colgar el teléfono. Pero no lo hice.


- ¿Jack? Hola estaba llamando para agradecerte por ayudarme. Eso se significo mucho para mi y también quería saber como esta…


- Ella esta bien. La lleve a un centro medico. Estaba muy débil y la internaron por unos días. La enfermera llamo a su familia y fueron hacia allá tan pronto como pudieron. Les dije que la habíamos encontrado desmayada. Ella no recuerda nada de lo que sucedió.-me interrumpió.


- Gracias de nuevo.


- Te lleve a tu casa y te acosté en tu cama, como no habías despertado y tus padres no estaban. Con respecto a tus padres, te dejaron una nota en la mesita de noche. – me dijo. Como solamente pude decir: Gracias. Hubiera podido decirle, que estaba completamente enamorada de el y que el era muy especial para mi. Pero no lo hice. Se hizo un completo silencio como por unos veinte segundos. Hasta que el hablo:


- Bueno, nos vemos el lunes. Buenas noches.- me dijo.


- Buenas noches. – colgué el teléfono. Me dirigí hacia la mesita de noche y tome la nota que me habían dejado mis padres.



Empecé a leer:


Hola querida, salimos a cenar. Como no estabas supusimos que habias salido con tus amigos. Aliméntate bien. Sabes que no puedes comer muchas cosas dulces, y procura no hacerlo. No nos esperes despierta, talvez lleguemos un poco tarde. Si necesitas cualquier cosa nos llamas al teléfono celular. Buenas noches, besos y abrazos.


Te quieren mamá y papá.


- Buenas noches. – dije para mi misma, mientras regresaba la nota a la mesita.


Baje a la cocina a comer algo. Tenia un hambre voraz y si no comía me iba a morir en ese mismo momento. Talvez si me animaba, tomaría un baño de espuma y me iría a la cama. Era la mejor idea que se me había ocurrido.



Chicos esperen hasta el proximo capitulo. Besos... ♥♥♥



  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Mi Historia: El simbolo de la Muerte.


Capitulo 1

La señora Clarson estaba en su habitación o eso parecía. Tenia algo en la mano. A simple vista no pude distinguir que era, pero cuando me acerque lo vi. Era una pistola, ¿Por qué querría tener una pistola la señora Clarson? y después recordé. Iba a suceder como en todas mis visiones y mis sueños. La señora Clarson intentaba suicidarse. Corrí hacia ella con la intención de detenerla pero no me vio. La llamaba, le gritaba, pero ella no me escuchaba. Hasta que escuche un sonido. Se había disparado y yo no hice nada. Empecé a gritar fuerte. Se había disparado en la cabeza, y yo estaba ahí mirándola. Estaba llena de sangre. Una alfombra que había debajo de ella tenia una marca, no pude distinguir que era, pero se que nunca había visto algo parecido. Era como una un circulo y dentro de ese circulo había otro y en medio de ambos círculos habían unos signos raros (por así decirlo). Parecía metálico, pero no estaba segura.Volví la vista hacia la señora Clarson y continué gritando, hasta que sentí que alguien me levantaba por la espalda.

- Lindsey despierta, querida. Ya pasó.


Era mi madre, mi padre estaba junto a ella.

- Ya paso Lindsey. Cuéntame que ha sucedido. ¿Te sientes mejor?

- Estoy bien solo fue una pesadilla. Solo eso. Gracias.

- Duerme pequeña.- dijo mi padre. - Cualquier cosa que nesecites, nos avisas.

Me dieron un beso en la frente cada uno, antes de irse y mi madre apago la lámpara de la mesita de noche.


Desde de la puerta de mi habitación escuche a mi madre hablar.

- Buenas noches querida. Que duermas bien.

- Buenas noches mamá. Gracias de nuevo.


Cerró la puerta tras de sí.

Me quede despierta toda la noche. Cuando me dirigía al instituto me encontré con Julie. Julie es mi mejor amiga desde 5to grado. Siempre fuimos muy unidas.

- Hola Lind. ¿Hiciste la tarea de química?


Asentí

- ¿Que tienes? Pareces una muerta.

- No dormí en toda la noche, es lo que sucede. ¿Estas lista para el examen de mate? porque déjame decirte que no entendí ni una sola palabra de lo que explica el libro y ninguno de los ejercicios. – cambie de tema.

- Yo tampoco. Pero Mark me dijo que me iba a ayudar a estudiar antes del examen. Ya sabes que él es bueno para las matemáticas.

- Si.

Mark es el novio de Julie desde hace como tres años. Es un nerd y muy guapo, por cierto. Por eso me agrada. Porque se que él no tendría malas intenciones con mi mejor amiga.

Llegamos al instituto. A nada de lo que Julie me venia diciendo en el camino le preste atención. Estaba sumergida en mis propios pensamientos. No tenía cabeza para otras cosas después de lo de la noche anterior. Talvez solo era un sueño y no iba a suceder o tal vez no y había muerto. No Lindsey no pienses en eso, no pienses en eso, solo era una fea pesadilla. Hasta que la realidad llego a mí.
- Julie, Lindsey, ¿no escucharon lo que se comenta?


Era Mark.

- Que? – dijimos Julie y yo al unísono.

- La señora Clarson esta muerta. Muchos dicen que la mataron, y otros dicen que su esposo la mató.


La señora Clarson era nuestra maestra de química, hasta que la despidieron. Se dice que fue porque se peleo con el director, otros dicen que fue porque su esposo la obligo.


- No ella se suicido. – dije.


- Que dices?- preguntaron Mark y Julie.


- No. No dije nada.


- Si dijiste algo. Dijiste que se suicido. - me dijo Julie. ¿Cómo sabes eso Lind?


- No es nada. Estaba hablando de otra cosa. De una noticia que presentaron en la televisión. Solo es eso. Nada más.

- Desde cuando ves las noticias, Lindsey?
- Desde que me preocupo por el planeta Tierra, Julie.

Sonaron las campanas de clases. Me salvaron de otra conversación desagradable con Julie. Julie es de las personas a la que no se le escapa nada, hasta que les saca la última palabra a las personas.


- Entremos – dije, aun aturdida por la declaración.


O sea, que si yo lo vi en mis sueños y sucedió, ¿Qué esta pasando? Solo debe de ser una pura casualidad. Solo debe de ser eso.


La clase de química no estuvo nada fácil y el examen de matemáticas, creo que me hubiera visto quemada si no hubiera sido por Jack que me dio una mano. Jack es mi mejor amigo desde el jardín de infancia. Nuestras madres son demasiado amigas. Y nosotros también. Siempre jack esta ahí cuando lo necesito, en las buenas y en las malas, al igual que Julie, claro. Pero tengo más facilidad de contarle las cosas a Jack, que a Julie.

Cuando tocaron para el receso me dirigí hacia el Jardín del Fantasma. Lo llaman así, porque dicen que allí vivió alguien y murió alli mismo. Me gusta ir, para estar sola un rato, para pensar un poco y cuando me peleo con mi madre, porque dice que no me gusta usar el color rosa y para ella es el color que debería usar. En conclusión para calmar mis emociones de todo tipo.


Allí me siento libre. Sin ataduras y puedo estar tranquila. Nadie pasa por allí, excepto el encargado de mantenimiento del instituto. Y no pasaría en ese momento.


Aun me pregunto como pude saber eso. ¿Cómo pude ver como la señora Clarson se quitaba la vida de una manera horrible? Aunque desde pequeña siempre tengo sueños así, nunca había ocurrido de verdad (que yo sepa).


Escuche a alguien detrás de mi. Era Jack. Se sentó junto a mi y después me pregunto:


-¿Que sucede?


-¿Por qué piensas que debe de suceder algo?


-Porque te conozco Lind, y se cuando te sucede algo. ¿Te peleaste con tu madre? ¿O necesitas pensar?

No sabia que Jack me conociera tanto, como para adivinar que hacia yo sentada en ese banco.

- ¿recuerdas que un día te dije que había tenido un sueño extraño, en el que un hombre se suicidaba?


- Si, lo recuerdo. Ese día ni siquiera viniste al instituto.


- Lo mismo pasó con la señora Clarson. Yo tuve una pesadilla en la que ella se quitaba la vida, estaba ahí parada mirando como se suicidaba y no pude hacer nada Jack. ¿Te das cuenta? Soy una inútil. Siempre lo he sido. Fue mi culpa. Solo pienso en mí y en nadie más. – las lagrimas empezaron a salir de mis ojos marrones. Me apoye en el hombro de Jack.


- No fue tu culpa Linsey Rostford. Además era un sueño y no podías hacer nada. Y tu siempre piensas en los demás, o ¿ no recuerdas cuando teníamos cinco años y nuestras madres nos llevaron al parque de diversiones y a ti te toco montarte primero en los carros chocones, porque ya estaba completo el turno y tu dijiste que si yo no me montaba en tu turno, no te montarías, y así lo hiciste, y hasta le diste tu vuelta a otra niña?


- Y en nuestro turno te choque como diez veces y tu apenas me chocaste como tres vez.- me rei. Jack siempre me hacia reír. Me podría estar muriendo y el me regala la ultima risa.


- Entonces, que dices si no te sigues amargando y vamos y comemos algo, que tengo hambre y tu deberías de tener mucha mas. Siempre has sido de las personas que siempre tiene apetito, mucho, por cierto.- Me extendió la mano y se la tome.


- Por cierto, ¿Cuantas veces te he dicho que no me llames por mi nombre completo? Jack Mitchell Cowell.- Lo provoqué.


- Pues déjeme decirle señorita, que no la he llamado por su nombre completo. – lo dijo en un tono caballeroso que me encanto.

- ¿Ah, no?- dije asombrada.

- No. Si te hubiera llamado por tu nombre completo hubiera dicho Lindsey Marie Rostford.

- Siempre estas a la defensiva. – le dije.- Te encanta hacerme enojar, ¿verdad? – Sonreí.


- No. Me encanta verte sonreír, aunque también me gusta verte un poco enojada. – Le di con el codo en el hombro derecho. – Oye. – me dijo.


- El que llegue de último brinda las empanadas y los refrescos. ¿Que tal?


- Hecho.


Empecé a correr y Jack me siguió.


- Te dejare ganar, pero eso no significa que no corra mas que tu. ¿Oíste? – Me grito.


- No, significa que eres muy dulce conmigo, y si te escuche, tonto. Corre. – Nos alejamos


           


 

Chicos este es solo el primer capitulo de mi historia. Esperen el proximo...
                                        BAY BESO...  ♥♥♥

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

BoosterBlog.es




Entra a BoosterBlog.es y has publicidad ha tu blog de manera facil y rapida.
Con solo unos pasos ya puedes darle publicidad a tu blog.
Ya sabes entra.


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Eclipse

Eclipse


Eclipse es una novela de fantasía y romance para jóvenes escrita por la autora Stephenie Meyer y publicada el 2007. Es la tercera parte de una serie de cuatro libros, que también incluye a Crepúsculo, Luna nueva y Amanecer, también hay otros dos libros de la serie que son Sol de Medianoche(una versión de crepúsculo contada desde la perspectiva de Edward.), y el más reciente La segunda corta vida de Bree Tanner(The short second life of Bree Tanner, libro en el que Bree, personaje secundaria de Eclipse, cuenta su vida como vampiro), también hay una guía oficial de crepúsculo para fanáticos.



La historia comienza con Bella leyendo la carta de Jacob, en donde es capaz de percibir el enorme dolor y sufrimiento que Jacob pasa por su causa, sin embargo su atención se centra más bien en el extraño comportamiento de su padre Charlie quien le levanta el castigo, con la condición de arreglar su relación con Jacob, además de estar aún en desacuerdo con la relación de Edward y Bella.

Bella continúa su relación con Edward haciendo caso omiso a las opiniones de los demás. Un día en el colegio, Bella se da cuenta de que Alice tiene una visión, pero al preguntar por ella a Edward, éste cambia de tema haciendo mención a los pasajes a Florida que le habían regalado Esme y Carlisle y sugieriendo a Bella utilizarlos, a lo que Bella no acepta.

Esa misma noche después de una cena en la casa de Bella, Edward le menciona a Charlie sobre el viaje a Florida para visitar a la madre de Bella, lo que en un principio irrita a Charlie, aunque al final le da permiso a Bella forzosamente. Al día siguiente, en el hogar de Charlie, Edward y Bella inexplicablemente se besan de una manera más apasionante e intima, hecho que los deja a ambos con un extraño sabor de boca, e incluso Charlie llegó a sospechar que Bella había dejado de ser virgen y le hace una charla sobre sexo, obligando a Bella a decir que aún es virgen. Momentos después Bella se entera de parte de Charlie que Jacob no sigue bien y Bella trata de ver a Jacob a escondidas; sin embargo cuando ésta intenta hacerlo, es rápidamente frenada por Edward, quien se había enterado de sus intenciones usando a Alice. Bella furiosa regresa a su hogar.


Bella y Edward viajan a Jacksonville el fin de semana teniendo una agradable visita con Reneé, quien es capaz de detectar los enormes sentimientos de Edward por Bella. Una vez que ambos llegan al hogar de Bella, ambos se enteran de que Jacob había tratado de llamar a Bella, y cuando Jacob establece contacto con Bella, éste se limita a hacerle determinadas preguntas y cuelga, dejando desconcertada a Bella.


Al día siguiente, Edward y Bella no son bien recibidos en el colegio por Jacob, quien comienza a tener una muy tensa conversación con Edward, de la cual Bella no entiende nada. Hasta que entre clases Edward le confirma que el sábado se desató una persecución por Victoria, y durante su escape hubo una terrible confusión entre las barreras de los Cullen y los licántropos.


Durante uno de los días de trabajo rutinarios de Bella, ésta recuerda a Jacob y cuando se da cuenta de que tiene el día casi libre, aprovecha que los Cullen se encontraban de cacería y visita a Jacob, con quien pasa un buen tiempo y lo pone al corriente de todo lo que pasó en Italia. Sin embargo, Bella se da cuenta también de que Jacob por más que se esfuerza no puede respetar a los Cullen y Bella prosigue a marcharse, ignorando los relatos de Jacob, como el fenómeno de la imprimación y la trágica historia de Sam.


Más tarde, Bella ayuda a Angela con sus invitaciones y finalmente regresa a su hogar en donde tiene una pequeña pelea con Edward, quien le advierte sobre seguir viendo a los licántropos; pero ambos logran reconciliarse y Bella es forzada a asistir a una fiesta de pijamas femenina con los Cullen.


Bella completamente sofocada por el poco espacio que Edward le da con la fiesta de pijamas, es sorprendentemente visitada por Rosalie, quien le cuenta el desafortunado desenlace que tomó su vida al convertirse en una vampiresa, con la intención de salvar a Bella de la vida como un vampiro. Al día siguiente en el colegio, Jacob aparece para rescatar a Bella de su “prisión” al estilo Cullen. Y ambos comienzan a pasar buenos ratos, pero Bella se molesta cuando Jacob desaprueba sus planes de convertirse en un vampiro, y Bella regresa desanimada a su hogar a pasar esta vez tiempo con Edward.


Al regresar de la estancia en la casa de los Cullen, Bella se da cuenta de que falta ropa en su cuarto, aunque supone que fue Alice quien se la llevó. Al llegar Edward a la casa de Bella huele un olor a vampiro desconocido. Tomando esas pistas y las muertes que han ocurrido alrededor de Forks, se dan cuenta de que Victoria ha creado un ejército de neófitos para atacar a los Cullen y así poder matar a Bella.


En la fiesta de graduación de Bella llegan inesperadamente los lobos y, al enterarse de los acontecimientos, forman una alianza entre vampiros y lobos. Bella se plantea el convertirse en vampiro para poder ayudar, aunque finalmente no lo hace. Los Cullen se dan cuenta de que los Vulturi se van a enterar del ejército de neófitos, pero Alice no puede ver nada por que los lobos están involucrados a ellos. Cuando Alice finalmente puede ver el futuro, alerta a todos de que el ejército de Victoria no tardará en llegar. Bella, Edward, Jacob y Seth acampan en un lugar apartado del prado donde se produciría la lucha para proteger a Bella. Jacob le dice a Bella que a lo mejor no vuelve nunca de la pelea con los neófitos, y Bella al darse cuenta de lo que pretende, le dice a Jacob: "Bésame, bésame Jacob y luego regresa." Cuando la humana y el licántropo se besan, Bella se da cuenta de que ama a Jacob, pero que nunca lo podrá amar tanto como ama a Edward. Cuando se produce el enfrentamiento, Victoria logra localizar a Bella y aparece en su escondite junto con otro neófito. Edward se enfrenta a Victoria y Seth hace lo mismo con el neófito (Jacob había marchado a la otra lucha). Edward y Seth vencen y regresan al prado a encontrarse con los Vulturi, los cuales se marchan recordando antes la próxima transformación de Bella.





 Y la historia continua con la nueva novela Amanecer. Luego Edward lleva a Bella a casa y le dice que no quiere que se case con él solo porque el la convertira en vampiro, pero Bella se enfada y lo lleva a su casa y le dice a Alice que quiere que organice su boda.


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Novelas Inolvidables


Renee Roszel
El Mejor Candidato



    Un anuncio para encontrar marido...


El anuncio se había publicado, ya había entrevistado a los candidatos, y Jennifer Sancroft estaba a punto de encontrar un marido que la ayudara a conseguir el ascenso que tanto ansiaba. Pero cuando conoció al sexy Cole Barringer todos los demás candidatos quedaron en un segundo plano. Parecía que había encontrado la solución a sus problemas...


Cole jamás accedería a casarse por conveniencia en lugar de por amor. Entonces ¿qué hacía junto a Jennifer... en el altar?




                                         Susan Fox
                   La Mejor Esposa


La novia había tenido que huir de su propia boda
La última vez que Lainey había visto a Gabe Patton había sido hacía cinco años... ¡mientras intercambiaban los votos matrimoniales! Aquella había sido una boda de ensueño hasta que Lainey descubrió que Gabe sólo se casa con ella por conveniencia. No le había quedado otra alternativa que huir.


Recientemente Lainey había desvelado un secreto que le había hecho darse cuenta de que quizá había juzgado mal a su marido. Ella seguía amando a Gabe y tenía la esperanza de poder retomar la relación donde la habían dejado... ¡en la noche de bodas! Pero, ¿cómo reaccionaría él cuando la esposa pródiga regresara?



                                        Cara Colter
              La Boda de sus Sueños



                                            El marido adecuado...



Se suponía que, al cabo de solo dos semanas, Lacey McCade estaría dando el «sí, quiero» al hombre con el que soñaban todas las mujeres... excepto ella. Por eso cuando le ofrecieron un trabajo temporal en el rancho Black’s Bluff, pensó que era la oportunidad ideal de disponer de un poco de tiempo para pensar. Y eso era exactamente lo único que podía hacer con el sexy Ethan Black: pensar.


Su guapísimo jefe conseguía acelerarle el pulso con sola mirarla, pero Ethan había cerrado su corazón a cal y canto. No obstante... había algo en sus ojos que hacía concebir esperanzas a Lacey de que la boda de sus sueños pudiera convertirse en realidad...

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Nora Roberts. Saga Cuatro Bodas

Album de Boda




Mackensie, Parker, Laurel y Emmeline, amigas de la infancia, han creado una empresa dedicada a la planificación de bodas que está teniendo mucho éxito, pero a pesar de ayudar a miles de felices parejas a organizar el día más importante de sus vidas, las cuatro mujeres no son afortunadas en el amor.

Mackensie Elliot, la responsable de inmortalizar en fotografías los enlaces. Tras el divorcio de sus padres Mackensie ha abandonado la idea de la felicidad junto al hombre ideal. Roberts la describe como una mujer “caótica, desorganizada, muy independiente y que se repite incansablemente que la idea de que <> forma parte tan solo de << un montón de sandeces>>”. Sin embargo, cuando Mac, como la llaman sus amigas, conoce a Carter Maguire, el tímido profesor universitario hermano de una de sus clientas, su idea del amor empezará a cambiar…


                                                Primera entrega de la saga Cuatro Bodas.


                     Rosas sin Espinas


Desde que era una niña, Emma Grant ha sido una romántica empedernida. Así que no es de extrañar que haya hecho de su vocación el encargarse de todos los arreglos florales que una boda conlleva. Cada día, se pone manos a la obra con sus flores y tiene como compañeras a sus tres mejores amigas. Desde luego no podría tener un trabajo mejor.



En apariencia, la vida amorosa de Emma va viento en popa. Esbelta y seductora, cada vez que entra en una habitación la llena de color, tal y como lo hacen sus arreglos. Pero aunque no le faltan hombres a su alrededor, todavía no ha encontrado a Míster Perfecto. Y el último lugar donde espera encontrárselo es debajo de sus narices.


Y ahí es precisamente donde está Jack Cooke, que ha sido el mejor amigo del hermano de su compañera Parker durante años, lo que prácticamente le convierte en familia. Pero este arquitecto ha empezado a darse cuenta de que sus sentimientos por Emma se han transformado en algo más que simple amistad. Así que cuando Emma corresponde a su pasión –con besos abrasadores– las cosas empiezan a complicarse…


Jack huye del compromiso y Emma quiere un amor que dure toda la vida. Si ambos esperan encontrar un punto intermedio a estas dos posturas tan dispares, tienen que empezar a confiar en su relación... y en sus corazones.

                                             Segunda entrega de la Saga Cuatro Bodas.


Los siguientes dos libros de la Saga todavia no han sido publicados.


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Nora Roberts. Saga Los MacGregor


La Mejor Apuesta



El padre de Serena MacGregor quería que su hija sentara la cabeza, y la mejor manera de conseguirlo era buscándole un marido. Por eso preparó un encuentro entre el jugador Justin Blade y Serena en el crucero donde ella trabajaba como croupier…

Serena MacGregor ya estaba cansada de que su acaudalada y bienintencionada familia se metiera en su vida. Estaba decidida a depender de sí misma y, de paso, poner un toque de aventura en su vida. Fue así como acabó trabajando como croupier en un crucero y en los brazos del jugador Justin Blade. El encanto y atractivo de aquel hombre parecían tenerla hipnotizada, pero no lo suficiente como para que no se percatara de que Justin le estaba ocultando algo.



                     Tentando al Destino



Diana Blade había sido educada por su tía en un ambiente estricto y opresivo, y se convirtió en una mujer fría y elegante. Caine MacGregor tenía una reputación que mantener, tanto en el juzgado como en el dormitorio. Quizá por eso quería romper la capa de hielo con que se protegía Diana y descubrir a la apasionada mujer que se escondía dentro. ¿Fue eso lo que le llevó a proponerle que se asociara con él, tanto en los negocios como en el placer? ¿Podría convencerla para que lo arriesgara todo por el amor de un MacGregor?


Todas las Posibilidades



El ambicioso senador Alan MacGregor estaba dispuesto a conseguir que Shelby Campbell fuera suya, y eso incluía vencer la resistencia de su familia. Sin embargo, una tragedia en el pasado de Shelby se interponía en el camino a su felicidad.


Una Luz en su Vida



Cuando la artista Genviève Grandeau llegó a Maine buscando la paz interior, sus planes no incluían enamorarse. Pero cuando conoció al solitario y problemático Grant Campbell olvidó todos los planes que había hecho.


Ahora y Siempre



Mientras Daniel MacGregor, el fundador de la dinastía MacGregor, yace en una cama de hospital luchando por su vida, su esposa, Anna, recuerda el pasado y una historia de amor que duraría toda la vida.


Buscando Novias



A los noventa años, no había nada que le gustara más al poderoso patriarca del clan MacGregor que hacer de casamentero con su familia y formar parejas felices. Encontró en tres de sus nietas a las novias perfectas para los tres candidatos que tenía en mente: el experto en seguridad Royce Cameron, el misterioso escritor Branson Maguire y el constructor Cullum Murdoch… pero antes debería convencerlas de que el amor y el matrimonio eran tan importantes como sus carreras profesionales…



Una Mujer de Suerte




Cuando Darcy Wallace gasta sus últimos tres dólares en el casino del hotel en el que está alojada y tiene la suerte de ganar casi dos millones de dólares, el director del casino, Robert MacGregor, no se fía y no le quita ojo de encima. Pero algo sobre esta encantadora mujer ha conseguido llegarle muy hondo y está haciendo estragos en él. Ahora, tiene que convencerla de que arriesgarse en el amor es la mejor apuesta de todas.



Los Novios de MacGregor



Daniel MacGregor, el patriarca casamentero de esta inolvidable familia, se encargará, en esta nueva entrega, de buscar su “media naranja” a sus tres nietos: D.C. (el hijo de Alan y Shelby), Duncan (el hijo de Justin y Serena) e Ian (el vástago de Caine y Diana).


  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

Richelle Mead. Serie Vampire Academy

Academia de Vampiros



La Academia de St. Vladimir no es sólo un internado cualquiera—es un lugar oculto dónde los vampiros son educados en los caminos de la magia y los adolescentes medio humanos entrenados para protegerlos. Rose Hathaway es una Dhampir, la guardaespaldas de su mejor amiga Lissa, una Princesa Moroi Vampira. Ambas saldrán huyendo, pero ahora van a ser arrastradas de vuelta al St. Vladimir—Un enorme lugar dónde estarán en continuo peligro. . . .

Rose y Lissa, cada una, se enredarán en un romance prohibido, en el despiadado ambiente de la Academia, y los indecibles rituales durante la noche. Pero deberán ser cuidadosas por miedo a que el Strigoi—el más fuerte y poderoso de los vampiros—convierta a Lissa en una de ellos para siempre.        
          
                         Frostbite



Rose Hathaway tiene un grave problema con los chicos. Su guapísimo tutor, Dimitri, está interesado en otra, su amigo Mason está muy colado por ella y ella tiene que aguantar a su mejor amiga Lissa, que sale con su novio, Christian. (¡Qué poco guay!)

Entonces el ataque de un enorme Strigori pone en alerta máxima a St. Vladimir, y la academia se llena de Guardianes, incluyendo a la legendaria Janine Hathaway… la formidable y largamente ausente madre de Rose. Los Strigori se están acercando, y la academia no desea correr ningún riesgo. Este curso, el viaje vacacional anual a esquiar de St. Vladimir es obligatorio.
Pero el deslumbrante paisaje invernal y el pijo complejo en Idaho tan solo proporcionan una falsa sensación de seguridad. Cuando tres estudiantes huyen para encontrarse de nuevo con el mortífero ataque de los Strigori, Rose debe unir fuerzas con Christian para rescatarlos. Solo que esta vez, Rose, y su corazón, corren un peligro mayor de lo que jamás podría haber imaginado…


                  Shadow Kiss



Rose Hattaway sabe que enamorarse de otro guardián está prohibido. Su mejor amiga - La última princesa Dragomir - siempre debe ser su prioridad. Desafortunadamente, cuando se trata del irresistible Dimitri Belikov, algunas reglas están ahí para ser rotas. Pero desde que asesinó por primera vez un Strigoi, Rose ha dejado de sentirse bien. Algo oscuro ha comenzado a crecer en su mente y sombras fantasmales advierten que una terrible maldad está cada vez más cerca de las barreras de hierro de la academia. Y ahora que el peor enemigo de Rose y Lissa, Victor Dashkov podría quedar en libertad, la tensión crece sin control en el mundo moroi.

Mentirle a Lissa sobre Dimitri es una cosa, pero esta vez hay más que una simple amistad en riesgo. Los vampiros inmortales están cada vez más cerca, y buscan venganza por las vidas que Rose ha tomado. En una batalla que le destruirá el corazón, enfrentándose a sus peores pesadillas, Rose tendrá que escoger entre la vida, el amor y las dos personas que más le importan... pero ¿significará esa elección que sólo uno de ellos podrá sobrevivir?

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS